FANDOM


El principio
300px

(開始, Kaishi)

Información
Siguiente Otra vez
Saga Yūsei Gaiden: La Historia detrás de la Máscara
Personajes
Yūsei Yozora
Yumi
Masaki
Takeshi Hagane
Jutsus
Elemento Fuego: Jutsu Llamas del Fénix
Elemento Tierra: Estilo Pared de Tierra
Elemento Tierra: Movimientos Tectónicos
Jutsu: Clon de Sombra
Jutsu de Invocación
Objetos
Espada Henkō
Tantō
El Principio (開始, Kaishi) es el primer capítulo del Yūsei Gaiden: La Historia detrás de la Máscara.

SecuestroEditar

A las orillas de un río y sentado sobre unas rocas se encontraba un niño tomando de sus aguas cristalinas. Este niño estaba acompañado por otros dos niños más, quienes llevaban algo de comida pero parecía que no habían comido bien desde hace días y por alguna razón estaban emprendiendo un largo viaje. Al pasar los minutos, el cielo se oscurecía y los animales volvían a sus refugios para cobijarse de la fría y oscura noche. El grupo de niños continúa caminando unos metros más hasta que encuentran una cabaña que se encontraba del otro lado del río, por lo que se dispusieron a cruzarlo y pudieron lograrlo al cabo de unos instantes ya que el río no era demasiado profundo.

Yūsei: Esta casucha parece ser un buen lugar para pasar la noche, ¿No crees Yumi?

Yumi: No lo creo, en este lugar ha de vivir alguien seguramente ¿Que haremos si esa persona regresa y nos ve por aquí?

Yūsei: Tch, no lo creo, por la forma en la que está este lugar puedo suponer que aquí no ha venido nadie en días -y se asoma a una de las ventanas- Mira, de seguro aquí hay comida

Yumi: Aun sigo creyendo que es una mala idea entrar a este lugar…

Yūsei: ¿Que opinas tu Masaki?

Masaki: Uhm… sería peligroso, pero es él único lugar que tenemos para pasar la noche. Yo propongo que hagamos guardia por turnos, por si acaso.

Yūsei: ¿Ya ves?

Yumi: Tsk, como sea…

Yūsei: Decidido. Pues yo seré el primero, ¿Les parece?

Masaki: No lo creo, a decir verdad tu eres bastante inquieto, creo que yo seré el indicado para hacer guardia primero. Tú y Yumi vayan adentro y descansen un poco, en unos días llegaremos a esa aldea.

Yūsei: Pch, como quieras… -y empuja la puerta, que se encontraba extrañamente sin cerrojo- La persona que haya vivido aquí era muy confiada…

La noche iba pasando, los turnos de Masaki y Yumi ya habían acabado. Era el momento de Yūsei. Era casi ya de madrugada, el sol ya estaba saliendo y no se escuchaba ni un solo ruido, cuando de repente se escucharon unos sonidos en el río. Yūsei se alertó y fue a ver que pasaba, sin embargo en aquel lugar no se podía observar a nadie y además, el agua estaba calma. Unos instantes después, se oyó un grito que venía desde la cabaña, Yūsei tomó una vara y fue rápidamente hacia allá. Al entrar a la casa, se halló en un pasillo, y al abrir la puerta de una de las habitaciones, Yūsei pudo ver que alguien había noqueado a Masaki; Al seguir su paso, abrió otra puerta y vio a un hombre enmascarado, que tenía capturada a Yumi.

Yūsei: ¡Sueltala, bastardo! -y salta contra aquel hombre enmascarado e intenta darle un golpe con la vara que llevaba-

Enmascarado: Eres un inútil, pequeño tonto… -y lanza a Yumi contra Yūsei, produciendo que ambos se den un fuerte golpe-

Yūsei: ¡Mierda! -y se levanta rápidamente, y se lanza al ataque nuevamente. Su contrincante trata de darle una patada, pero la esquiva y consigue darle con la vara en el hombro-

Enmascarado: ¡¿Eso es todo lo que tienes?! ¡Ahora verás maldita rata de la alcantarilla! -y saca un kunai- ¿Ves esto? Con esto te mataré… -y se lo lanza a Yūsei-

Yūsei: ¡Mierda! -Aquel objeto que venía hacia él lo toma por sorpresa y se queda congelado; Sin embargo, justo a tiempo y con una gran reacción instintiva mueve la vara de tal forma que el kunai choque y desvíe su trayectoria, lo que sorprende al hombre enmascarado-

Enmascarado: ¿Con que eres capaz de poder desviar un kunai? Eres hábil en ese sentido, lo admito. Pero déjame advertirte que no deberías sentirte feliz solo porque puedes hacer eso, ¡Inutil! -y le da una patada que lo manda a volar por una ventana- Tsk! Maldita escoria…

Yūsei: -jadeando- D-Demonios… -y observa como aquel hombre enmascarado se lleva a sus dos amigos, antes de cerrar los ojos por efecto del cansancio y el dolor-

***

Es de mañana. Por las ventanas entra un rayo de sol y se escucha a las aves que cantan, vuelan y buscan su alimento. Un rayo de sol da directamente sobre la cara de Yūsei, que estaba recostado sobre una cama con sábanas blancas. Lentamente abre los ojos y mira a su alrededor, todo le parecía muy extraño y aún más porque lo último que recordaba era el ver como un desconocido se llevaba a sus dos amigos. Al tratar de mover los brazos, pudo notar que los tenía atados y que en su condición no podría pararse. Luego de unos minutos manteniéndose pensativo, Yūsei pudo escuchar unos pasos que venían de fuera de la habitación y de la puerta entró un hombre alto y de pelo grisáceo.

Yūsei: ¿Quién eres y qué es este lugar? -dijo rápidamente con un grito- ¿Por qué me tienes atado aquí?

???: ¿Que quíen soy…? Pues no lo sé, ¿Por qué debería decirle mi nombre a un pequeño ladrón?

Yūsei: …

???: Deberías estarme agradecido, ya que después de regresar de un viaje puedo ver que mi casa había sido usurpada: las puertas estaban abiertas, todo se encontraba mojado y por si fuese poco, una de las ventanas estaba rota… Por ella pude ver a un niño inconsciente tirado en el suelo. Supuse que era quien había causado todo esto, pero aun así decidí traerlo hasta aquí adentro y curarle las heridas…

Yūsei: ¿Entonces esta es la casa en la que pasamos la noche?

???: ¿”Pasamos”? ¿Quieres decir que hay más? Aunque, por tu estado debo suponer que te dieron una paliza y te dejaron atrás, ¿o no?

Yūsei: No es así… verás, mis amigos y yo somos huérfanos de guerra, anduvimos un tiempo buscando comida. Vinimos a tu casa solo a pasar la noche, pero un hombre que llevaba cargamentos y una máscara blanca nos atacó; Se llevó a mis dos amigos y yo no pude hacer nada.

???: ¿Con máscara blanca dices?

Yūsei: Así es… Como dije, también llevaba una mochila con cargamentos. Supongo que lo atrajo nuestras provisiones de comida.

???: Uhm… es algo extraño que te haya dejado.

Yûsei: ¿Extraño? ¿Por qué lo dice?

???: Pues, digamos que esta gente son un grupo, su principal característica es su máscara blanca y el hecho de que se aparezcan por las noches… Este grupo se dedica al secuestro de personas, por lo general, los utilizan como conejillos de indias para experimentos o simplemente los someten a esclavitud. Es por eso que me parece extraño que te hayan dejado a ti.

Yūsei: ¿Está diciendo que mis amigos serán usados para ese tipo de cosas?

???: Lamentablemente sí…

Yūsei: Tiene que ayudarme… debemos ir por ellos -y a pesar de no poder levantarse con facilidad se pone de pie-

???: ¿Qué estás diciendo? Es un suicidio ir para ese lugar y peor en tus condiciones.

Yūsei: Aun así, debemos ir.

???: Tsk! Maldito niño… ¡Bien! Iremos… supongo no deben estar muy lejos de aquí. Pero antes debemos esperar que te recuperes totalmente.

Yūsei: Si esperamos hasta eso, les perderemos el rastro.

???: No te preocupes, no irán a ninguna parte -y hace el sello del carnero, haciendo aparecer a una paloma blanca- Con esto los podremos ver… -y le ordena al ave que vaya a buscar a aquel hombre- ¡Por la tarde, partiremos!

RescateEditar

Ya se estaba ocultando el sol, estaba anocheciendo. En la copa de un árbol se encontraban Yūsei y aquel hombre de cabello grisáceo esperando a que la paloma regrese con la ubicación del enmascarado y los dos niños

Yūsei: ...No me dijiste tu nombre.

???: Mi nombre… es Takeshi. Takeshi Hagane. ¿Y cuál es el tuyo?

Yūsei: Yūsei, Yūsei Yozora…

Takeshi: Ya veo… pues Yūsei, quiero darte esto -y le da una vara de metal que llevaba en su espalda-

Yūsei: ¿Una vara? No creo que sea suficiente para derrotar a aquellas personas.

Takeshi: No es una vara, es un Bō hecho de un metal en el que puedes influir tu chakra. A través de ella puedes difundir tu chakra y convertirla en cualquier elemento de naturaleza. Supongo que serás capaz de usarla, cuando te recogí, ví a tu lado una vara de madera, no era común por lo que supuse que la llevabas contigo. Esta no es muy diferente a la que conoces si hablamos de varas comunes -y alza la mirada y ve que la paloma estaba regresando-

Paloma: -se posa en el hombro de Takeshi y comienza a hablar, lo que sorprende a Yūsei- Pude identificar al sujeto con máscara, llevaba a los dos niños. Otros tres individuos lo esperan en lo que parece ser una entrada a una cueva. Están como a cinco kilómetros, dirección sudeste.

Takeshi: Ya veo… Tienen un refugio. -y hace un sello provocando que la paloma desaparezca- ¡Vamos!

Yūsei y Takeshi parten por la noche, en busca de los dos niños. En medio de la oscuridad y luego de unas cuantas horas, consiguen encontrar el escondite: era una cueva en las montañas, que se encontraba resguardada por dos hombres.

Takeshi: Este es el lugar. Jamás pensé que estuviesen escondidos en un lugar como este.

Yūsei: Como sea… Debemos entrar.

Takeshi: Espera, aun no. La entrada está resguardada por esas dos personas. Debemos tener cuidado de no llamar la atención de alguien más. Hay que crear una distracción… ¡Jutsu: Clon de Sombra! -y hace un sello de manos, y a continuación un clon de sombras aparece a su lado-

Yūsei: ¿Qué harás?

Takeshi (Clon): Llamar la atención. -y sale del escondite, dándose a ver frente a los guardias. Acto seguido, se dispone a realizar el sello del carnero, por lo que los guardias advierten que no lo haga y que se marche, sin embargo éste no se detiene y realiza el jutsu- ¡Elemento Fuego: Jutsu Llamas del Fénix!

Guardia: ¡Te advertí! -y desaparece de la vista del clon, reapareciendo rápidamente detrás y golpeándole fuerte en su espalda-

Takeshi (Clon): … -se levanta rápidamente y continúa su ofensiva, enfadando a los guardias, que llaman por refuerzos. Una vez manteniéndolos ocupados, el clon se echa a correr y los guardias, cayendo en su trampa comienzan a seguirlo-

Viendo lo que ocurría desde los árboles, escondidos, estaban Yūsei y Takeshi, esperando a que se alejen lo suficiente, para recién entrar…

Takeshi: Ya está. Podemos entrar, aun así no bajes la guardia.

Yūsei: Está bien… -y entra por la puerta, aunque no puede ver correctamente debido a que el lugar era demasiado oscuro, no obstante, al final del pasillo se podía ver una luz. Lentamente se acerca, y una vez ahí logra ver a un grupo de hombres portando las mismas máscaras de color blanco.-

Takeshi: Debemos apresurarnos, de seguro llegará más gente por la puerta y podrían vernos.

Yūsei: ¿Entonces, qué hacemos?

Takeshi: El lugar no parece ser muy extenso. Adelante hay un pasillo con muchas puertas, una de ellas debe llevarnos a las celdas, pero para cruzar debemos pasar por donde se encuentra aquel grupo… Supongo que debemos enfrentarnos a ellos.

???: No hace falta que elaboren un plan, me temo que no podrán hacer nada -se escuchó una voz de entre la oscuridad del pasillo, se trataba de uno de los hombres enmascarados que aparentemente regresaba a la cueva y en su paso descubrió a Yūsei y Takeshi-

Takeshi: ¡Mierda! ¡Tardamos demasiado!

Enmascarado I: Rindanse y entreguense, no me obliguen a capturarlos por la fuerza…

Takeshi: Tsk! -y hace unos sellos provocando que el suelo se levante-

Enmascarado I: ¡Te lo advertí, maldita rata! -y lanza unos kunai con sellos explosivos, los cuales activa rápidamente provocando una pequeña explosión y alertando a los demás-

Yūsei: ¿Qué haremos? No podremos con todos a la vez.

Takeshi: Yo me encargaré de la mayoría, tú tendrás que encargarte de los que restan supongo podrás ya que te dí el Bō, pero cuando yo te diga irás y buscarás a tus amigos, mientras yo haré tiempo, ¿Ok?

Yūsei: Está bien. -y mira a su lado, donde ya se encontraban los demás guardias- Ya están aquí…

Enmascarado II: Mira que tenemos aquí… pero si es la sabandija que dejé inconsciente a las orillas del río. ¿Tanto deseas que te mate?

Takeshi: Así que tu fuiste… -y toma posición de pelea- Si eres tan rudo para atacar a unos niños, ¿Por qué no vienes y me atacas a mi? -y nota que el lugar estaba lleno de sellos explosivos por lo que toma a Yūsei y salen de la cueva-

Yūsei: Bloquearon la entrada, debimos quedarnos dentro.

Takeshi: Es mejor aquí al aire libre, ellos poseen ventaja allí ya que es su refugio y lo deben conocer muy bien -y es sorprendido por el ataque de dos enemigos, seguidamente un tercer enmascarado aprovecha su baja guardia y lo toma desde atrás- ¡Mierda!

Enmascarado III: ¡Jajaja! No tienes ninguna salida, ríndete y no te quitaremos la vida, maldita rata.

Takeshi: Tsk! Verdaderamente son molestos… -y de su cuerpo comienza a fluir un extraño chakra rojizo que hace que aquel hombre que lo tenía sujetado se aleje lentamente de él hasta tomar cierta distancia-

Enmascarado III: ¡¿Que diablos?! ¡Mi cuerpo… se mueve involuntariamente! ¡¿Cómo es posible?!

Enmascarado IV: No son personas corrientes… Vamos todos juntos a por ellos.

Enmascarado II: Bien, yo y número 1 nos encargaremos del niño. Ustedes vayan a por él -y realiza una seña a su compañero indicando que lo ataquen a la vez. Desenfunda un sable y lo infunde en chakra de Elemento Rayo, y se lanza al ataque-

Yūsei: Mierda, vienen hacia mi -y toma el Bō con ambas manos y le da un toque al suelo, provocando que grandes bloques de tierra se levanten y formen un muro que lo protegen del ataque-

Enmascarado I: ¡Aun falto yo! -grita al aparecer rápidamente al lado de Yūsei y darle una fuerte patada en las piernas, ocasionando que el chico se caiga; Rápidamente desenfunda un Tantō y procede por intentar dañarlo con aquel arma. Sin embargo, cuando estaba justo por apuñalar a Yūsei, este lo detiene, colocando su Bō en medio-

Yūsei: ¡No lograrás darme así de fácil…! -e infunde su chakra sobre la Bō y esta se convierte en una espada algo peculiar- (¿Qué demonios…?) -a continuación hace que ésta comience a generar una especie de corriente a su alrededor que luego toma forma de rayos, lo que le da aún más filo y produzca una ruptura en el arma de su oponente-

Enmascarado I: Imposible… -y retrocede unos cuantos pasos-

Yūsei: -levantándose lentamente- A-Ahora es mi turno -y al terminar de decir estas palabras, se lanza rápidamente de un salto contra el enmascarado y le lanza una ráfaga de rayos, aunque falla debido a la rapidez de su contrincante, pero en su segundo intento consigue darle de lleno causándole graves daños- Ahora solo falta el ot…! -es sorprendido, al darse la vuelta, ya que pudo ver como el otro enemigo casi logra dañarlo, pero que fue interceptado por Takeshi-

Takeshi: ¡Rápido Yūsei, ve a buscar a tus amigos!

Yūsei: -sorprendido- ¿Que demon..? Takeshi, ¿Dónde están los demás?

Takeshi: Eso no importa, tú solo apresúrate antes de que las entradas se vuelvan a cerrar. Yo me quedo con este… En cuanto termine, nos vemos en las orillas del río.

Yūsei: ¡Sí! -y corre hacia la cueva finalmente, en busca de sus amigos. Luego de revisión por todo el lugar, consigue dar con las celdas, donde se encontraban Masaki y Yumi-

Masaki/Yumi: ¡Yūsei!

Masaki: Viniste… Quien hubiese pensado que lograrías llegar hasta aquí.

Yūsei: -abriendo la celda utilizando su espada- Pues sí… Yo tampoco me lo creo, pero fue gracias a que no vine solo.

Yumi: ¿A que te refieres?

Yūsei: Pues, vine con la ayuda del dueño de la cabaña en la que pasamos esa noche… Es bastante hábil de hecho -consigue abrirla- ¡Bien, salgamos!

Masaki: -admirando la espada que estaba tomando forma de Bō nuevamente- ¿Que es eso que llevas ahí?

Yūsei: Luego se los comento todo, pero debemos apresurarnos e irnos.

Masaki/Yumi: ¡Ok!

Un futuroEditar

Luego de unas horas, ya de día y el sol por todo lo alto, se encontraban el grupo de niños en las orillas del lago, en espera del regreso de Takeshi, quien llegaría minutos después.

Yūsei: Te tardaste bastante.

Takeshi: Pues, me estaba encargando de no dejar rastros y conseguir algo de información. De camino aquí estuve pensando en que tal vez los vuelvan a atacar. Creo que lo mejor será que se queden conmigo por un tiempo y yo les enseñe ninjutsu… Hasta que sepan defenderse.

Yūsei: ¿En verdad dejarías que nos quedemos?

Takeshi: Sí, por un tiempo. Hasta que sepan defenderse, seré su maestro, ¿Están de acuerdo?

Yūsei/Masaki/Yumi: ¡Claro!

***

Unos cuantos años después.

En medio del gran desierto, una tormenta se avecina. Las nubes se oscurecen y el cielo comienza a retumbar; Los vientos comienzan a soplar fuertemente y el agua a caer. De entre la arena se puede oir una batalla…

Yūsei: ¡Elemento Rayo: Ráfaga Laser! -y de los cielos cae gran cantidad de rayos sobre la posición de cientos de shinobi-

???: ¡Elemento Tierra: Movimientos Tectónicos! -y el terreno comienza a elevarse junto con aquel misterioso hombre, evitando el ataque de Yūsei-

Yūsei: Tsk!

‘’’???’’’: Debo decir que eres hábil, lograste que por momentos me esfuerce. Pero yo estoy a otro nivel -y hace un sello provocando que miles de clones aparezcan alrededor de Yūsei y los demás- Les llegó la hora…

Continuará.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.